Un Camino a la Esperanza

Pedir ayuda es un derecho. Ayudar, es solo tu elección.

Hablar de “especies en vías de extinción” es un tema tristemente recurrente en nuestra sociedad actual. El ser humano ha extendido sus tentáculos destructivos hasta tal punto, que muchas especies animales han desaparecido o están a punto de expirar.

Por desgracia, este título “honorífico” puede aplicarse también, sobre algunas especies humanas. Seres inusuales que piensan más en el bien común que en la propia supervivencia. Seres preocupados por el bienestar de sus congéneres. Seres especiales que solo intentan ayudar a los demás.

Este es el caso que nos ocupa este mes: ADISFIM (Asociación de Discapacitados Físicos de Móstoles); un grupo de personas con grandes ideas pero con muy pocos medios para asegurar la supervivencia de su asociación.

Piensa por un momento en tu vida actual: todo lo que haces diariamente, los sitios a los que vas, las fiestas con los amigos, los planes, las metas… Un día, en un segundo, todo se esfuma en una curva con mala visibilidad. Y de pronto toda tu vida da un giro de 180º; tu coche último modelo se transforma en una silla de ruedas y tu dependencia te encierra en una cárcel, sin barrotes, pero cárcel, al fin y al cabo.

No hablo de casos hipotéticos sino de situaciones muy reales que, cada día, vemos en las noticias traducidos como accidentes de tráfico, laborales o, simplemente, despistes cotidianos con un resultado imprevisible.

Llegados a este punto, empezamos a entender lo que una asociación como ADISFIM puede hacer por nosotros: apoyo psicológico para ti y tu familia, tratamientos médicos, trabajo social, ayudas a domicilio, bolsas de empleo… En definitiva, ayudarte a empezar a vivir de nuevo. Estoy segura que, cualquiera que haya sufrido una situación semejante en primera mano sabe de lo que estoy hablando. Y los que no, es hora de que seamos conscientes de que nadie está libre de desgracias y, en cualquier momento, podemos vernos en esta tesitura.

Por todo esto, creo que es importante que TODOS tomemos conciencia y, echemos una mano para evitar que ADISFIM y asociaciones similares puedan librarse de la sombra de la extinción y centrarse en lo más importante de su trabajo: ayudar a los que lo necesitan.

Antonio Izquierdo, presidente de ADISFIM

ADISFIM lleva desde 1987 realizando su labor y cuentan con alguna subvención del Ayuntamiento de Móstoles, la Comunidad de Madrid y alguna de las obras sociales de las Cajas de Ahorros. La situación parece idílica, ¿verdad? Pero la crisis nos afecta a todos, y las subvenciones son cada vez más escasas.

ADISFIM cuenta con fisioterapeutas, auxiliares, psicóloga, trabajadora social, logopeda, terapeuta ocupacional, monitora, conductores y personal administrativo; pero el trabajo se acumula. Muchas son las cosas que quedan por hacer y pocos los medios.

Piensa fríamente en el dinero que te gastas en una noche de fiesta, ¿llegas a los 60€?

Por una cuota anual de 55 € puedes convertirte en un “Socio Protector“, alguien que no necesita los servicios de la asociación (y solo eso ya es para celebrarlo) pero que se preocupa de aquellos menos favorecidos, los que sí han visto como su vida cambió en un segundo y que ahora dependen de nosotros para empezar de nuevo. Recuerda que al ser ADISFIM una entidad declarada de utilidad pública, los donativos son desgravables en la declaración de renta y el impuesto de sociedades. Además, si tu donativo es superior a 70 €, te dan un masaje terapéutico GRATIS… para que TU también te beneficies.

Sí, hay crisis y no nos sobra el dinero, pero mañana podrías ser TU quien tuviera que aprender a vivir…

Por supuesto que hay otras formas de ayudar. ADISFIM acepta voluntarios, técnicos o no, pues es mucho el trabajo a realizar. Médicos, especialistas, webmasters, acompañantes… La finalidad es ayudar, abaratar el coste de los tratamientos crónicos o de larga duración, y hacer que los enfermos puedan llevar una vida digna y útil.

ADISFIM también está preparando eventos para recaudar dinero; sin ir más lejos, en el mes de noviembre habrá unas jornadas de Tai-Chi que permitirán a enfermos y sanos compartir este arte milenario y aprender que, juntos, podemos conseguirlo TODO.

Mas información sobre ADISFIM, pincha aquí…

ADISFIM Asociación de Discapacitados Físicos de Móstoles
C/ Libertad nº 14 Bis
28936 Móstoles (Madrid)
Tfno.: 91 646 86 41
adisfim@adisfim.es
www.adisfim.es


Por cierto, que un pajarito me ha contado que han presentado un proyecto a la Fundación Real Madrid…. Desde aquí, quiero desearles toda la suerte del mundo.

Anuncios

Un comentario en “Un Camino a la Esperanza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s